METAMORFOSIS CULMINADA. AQUÍ TENÉIS A LA NUEVA «María Mariño»

METAMORFOSIS CULMINADA. AQUÍ TENÉIS A LA NUEVA «María Mariño»

Redoble de tambor…

Fanfarrias…

¡Aquí llega mi nueva imagen!

Hoy, 3 de septiembre, primer día del nuevo año judicial, tras un mes de agosto de arduo trabajo, aquí estoy en disposición de enseñar al mundo mi nuevo yo como abogada.

Empezaré por el local. Aunque aún queda alguna cosilla por colocar, os enseñaré cómo ha quedado mi despacho, la evolución de la oscuridad a la luz:

¿A que no parece el mismo sitio? Pues lo es. Espero que os guste, pero si no ya me gusta a mi «por mi y por todos mis compañeros».

Como en anteriores entradas ya he explicado mi metamorfosis y no os quiero aburrir, me limitaré a decir que el objetivo era tener un despacho luminoso, alegre y acogedor. Al menos esto último estoy segura de haberlo conseguido después de oir la opinión y sensaciones de los clientes al reunirse en mi nueva «mesa camilla».

Y ahora…

De nuevo fanfarrias y redoble de tambor para el tan ansiado logo. En sintonía con la complejidad de mi personalidad, mi logo no es precisamente sencillo. Y, por eso, se me hace imprescindible explicar, antes de enseñároslo, que consta de cinco elementos que a su vez forman un todo:

1 . La mariposa: símbolo de la evolución, de la metamorfosis. Pero con otro significado más que jamás imaginariais y que descubriréis al ver el proceso que llevó a su creación.

2 . Los tres puntos de diferente tamaño: símbolo de la familia.

3 . La gráfica ascendente: símbolo de la empresa y de la evolución positiva que aspiro a que tengan todos mis clientes, en especial las empresas familiares.

4 . Las dos M: María Mariño, Meta Morfosis.

5 . Lo que alguien alguna anónima ha dicho se parece a una «mancha de lefa», que actúa de elemento conductor de todos los anteriores y, a su vez, simboliza el acompañamiento a los clientes, la cercanía con la que aspiro a hacer mi trabajo. Se compone de cinco círculos unidos entre sí. En la parte izquierda aparecen dos círculos dentro de los cuales están los símbolos de la familia y la empresa que se dirigen al círculo central, donde está la mariposa, símbolo de la transformación. Mi intervención aparece simbolizada por las dos emes «M» del círculo inferior derecho. Finalmente un círculo que se desprende del central a modo de globo y que simboliza el cliente siguiendo adelante tras mi asesoramiento.

¿Difícil de entender en palabras, aún no tenéis ni idea de cómo es?

Aquí está la imagen:

Logotipo Original.png

Y aquí los pasos más indicativos del proceso creativo conjunto con Alberto Román, para que averigüeis el significado oculto de la mariposa y os deleiteis con su estética (a mi me parece muy chulo):

PASO 1:

img_20180901_0115171776070961.png

 

PASO 2:

img_20180901_011908726407924.png

 

PASO 3:

 

PASO 4:

Crear un símbolo de las empresas para los protocolos familiares. Esta rama de negocio no se la había contado a Alberto inicialmente. Y nuevamente, de una charla, surgió esto:

PASO 5:

Por si todo esto fuera poco, para rizar todavía más el rizo, como voy a tener tres ramas de negocio diferenciadas entre sí, una marca personal y, una cuarta pata más del trabajo, dedicada a la formación para la transformación (talleres y charlas) modificamos un poquito el logo para hacer un uso individualizado cada vez, lo que el diseñador denomina, los usos debidos. Ahí os los dejo también:

Espero que os haya gustado. A mi me ha hecho mucha ilusión formar parte de un proceso creativo tan chulo y estoy muy orgullosa del resultado, tanto a nivel estético, como en lo que a coherencia se refiere. Ya sabéis, a partir de ya, todo el mundo que se sienta oruga a meterse en una crisálida para convertirse en mariposa.

¡Viva la metamorfosis!

¡Viva a metamorfose!